google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: El Pleno delegará en la Alcaldesa la aprobación del Plan de Empleo con todos los informes en contra y una utilización partidista por parte del PP Google+

26 de marzo de 2015

El Pleno delegará en la Alcaldesa la aprobación del Plan de Empleo con todos los informes en contra y una utilización partidista por parte del PP

IU se opondrá a delegar en la Alcaldesa un tema tan importante como este y cuya competencia según los funcionarios es del Pleno

En el Pleno de hoy se propone delegar en la Alcaldesa la aprobación del Plan de Empleo de 2015 (71 trabajadores), y para ello levantar el reparo puesto por el Interventor Municipal y por el Jefe del Servicio de Personal que dicen que es competencia del Pleno. Lo que podría ser un punto del orden del día pacífico, no puede serlo al tener los dos únicos informes en contra, lo cual parece extraño siendo en principio una cuestión social. IU explica brevemente este controvertido asunto:

1. El Plan de Empleo 2015 no será aprobado hoy por el Pleno, sino que lo que se aprueba es que “el Pleno delegue en la Alcaldesa el levantamiento de los reparos” puestos por los funcionarios municipales.

Sin embargo, los dos funcionarios estiman que el Plan de Empleo es una competencia del Pleno Municipal al afectar a la plantilla y, en consecuencia, al Presupuesto. Sólo sería una competencia de la Alcaldía si el dinero se hubiera puesto en la partida de “inversiones” y con él contratar una empresa para la realización de las obras de mantenimiento que se llevan a cabo con estos planes.

Pero la partida aparece en el capítulo de “personal”, y en consecuencia, los empleados que se contraten son del Ayuntamiento, sin que medie ninguna empresa, y, por lo tanto, la competencia es exclusiva del Pleno. Quien tendría que levantar los reparos es el Pleno, y así lo harían todos los Grupos por responsabilidad al tratarse de puestos de trabajo. Lo que pretende la Alcaldesa de Zamora es hacerse la “heroína” ante los “malvados” funcionarios” que siempre ponen “problemas”. 

Al ser empleados del Ayuntamiento, y tener que convocar pruebas selectivas de inmediato, la Alcaldesa quiere convertirse en protagonista ante los miles de personas que los van a solicitar, a la vez que utilizará durante la campaña electoral la situación al “supervisar” las obras para hacerse el book fotográfico de todos los años.

2. Los Informes en contra del Interventor y del Jefe del Servicio de Personal tienen su base en la Ley Montoro y en la Ley de Presupuestos. Los funcionarios ponen contra las cuerdas el Plan de Empleo con la simple aplicación de la legalidad.

En primer lugar la contratación de trabajadores para amortiguar el desempleo, como se dice en la propuesta, no es competencia municipal, ya que la Ley Montoro dejó esta competencia en manos exclusivamente de las CC.AA. Como se sabe tanto la Junta de Castilla y León como el Ayuntamiento de Zamora renunciaron a aplicar la Ley Montoro y ordenaron seguir igual hasta nueva orden. Incomprensible. Eso se traduce en que los ayuntamientos ponen parte del dinero en temas de empleo, igual que lo hace en temas sociales y educativos.

En segundo lugar los informes son en contra ya que las actividades a realizar por los empleados contratados por el Ayuntamiento de forma temporal son actividades permanentes, estables y ordinarias, lo que va en contra de la Ley de Presupuestos que sólo admite contrataciones para actividades de carácter extraordinario y/o que tengan un impacto económico neutro (como es el caso de la bolsa de empleo creada para atender las jubilaciones parciales). Además, concluyen que muchos de los puestos de trabajo invaden competencias de los funcionarios públicos, especialmente para los que se exige titulación superior.

En consecuencia, estiman que es un “fraude a la temporalidad” de los contratos por ambos motivos.

3. Al margen de los aspectos legales, desde el punto de vista social y laboral  IU ve alarmante que todos los puestos de trabajo sean a media jornada en un claro intento del PP en toda España de utilizar empleos precarios para disminuir las cifras del paro.