google-site-verification: googleaccd199c3d209369.html Izquierda Unida Zamora: El contrato entre el Ayuntamiento y Semura Bus contemplaba subir hoy, primer día de marzo, el billete a 1,10€ hasta llegar a 1,50 en próximos año Google+

2 de marzo de 2015

El contrato entre el Ayuntamiento y Semura Bus contemplaba subir hoy, primer día de marzo, el billete a 1,10€ hasta llegar a 1,50 en próximos año

IU denuncia que el problema de fondo está en el contrato firmado por la Alcaldesa en contra de los intereses de los zamoranos

En la última Comisión Informativa, el PP retiró el expediente que subía el billete a 1 euro, y contemplaba pagarle una liquidación por atrasos a la concesionaria de 18.621€.Es evidente que la empresa exigirá que se cumpla el contrato. Y lo exigirá respecto a la subida del billete, ya que el contrato firmado entre el Ayuntamiento y Semura Bus lo elevaba a 1 euro en 2014 y a 1,10 euros a principios de marzo de 2015.

No cumplir el contrato, como ha dicho el Portavoz del PP y no subir el billete ni en 2014 ni en 2015, y dejarlo en los 0,90€ actuales que corresponden al año 2013, acabará inevitablemente en el Juzgado o en un modificado del contrato para aumentar la subvención a la empresa. Lo que oculta el PP, respecto del contrato es lo siguiente:


Liquidación hecha a Semura Bus
1. La revisión de precios (que se retiró del orden del día) concretaba un abono a Semura Bus de 18.621€, cifra producto de restar lo recaudado por el billetaje de los viajeros previstos en el Estudio Económico realizado, con una proyección a 10 años, menos los viajeros reales multiplicados por 0,15€ (ver documento que reproducimos). O dicho en otras palabras: el déficit que se pudiera producir en estos años respecto de lo previsto se lo reparten entre el Ayuntamiento (15%) y empresa (75%). Lo mismo se contemplaba en el contrato en el caso de que hubiera ganancias respecto de la proyección.

2. Si el primer día de marzo de 2015 el Ayuntamiento sigue sin subir el billete, según lo previsto en el contrato, y los viajeros no aumentan, la empresa volverá a tener un desequilibrio económico mayor al que tendrá que hacer frente en parte el Ayuntamiento. Por eso si a lo largo de los diez años no se sube el billete, la empresa caería en un desequilibrio provocado por decisiones políticas que irremediablemente acabaría en el Juzgado con condena en costas para el Ayuntamiento; o bien, un modificado del contrato para aumentar considerablemente la subvención anual que aporta el Ayuntamiento.

3. Respecto del número de viajeros que montan en el autobús, estos datos zanjan la polémica y dejan en mal lugar al Portavoz Francisco Javier González. La recaudación queda claro que bajó un 20% respecto de lo previsto, y aún más sobre los últimos datos aportados por la anterior concesionaria Aurza. Y ello debe servir como quía para una actuación futura del cualquier equipo de gobierno. No puede aceptarse una caída de los viajeros año tras año, y hay que perseguir el uso intensivo del servicio.

En resumen: el contrato firmado fue un grave error político de la Alcaldesa por contemplar subidas en el billete hasta llegar a 1,50€. El incumplimiento del contrato provoca que la empresa entre en pérdidas, lo que ocasionará problemas legales a corto plazo. Intentar, vía contrato, que en los próximos años lo recaudado por billetes sea igual al coste del servicio fue un claro error de cálculo, ya que se ha visto que ello ha provocado, y seguirá provocando, una caída en la demanda.

La pregunta es: ¿qué va a hacer la Alcaldesa, dejarle la patata caliente al que venga? ¿Pero acaso, Rosa Valdeón y Francisco Javier González no pusieron este este contrato como ejemplo de buena gestión?. Esta es la herencia que dejarán.